¿Cómo saber si un aguacate está bueno?

Una de las dudas más constantes al incluir el aguacate en la dieta, es saber si estamos escogiéndolo correctamente la palta que compramos. Puede ser que veamos que se ve perfecta pero al llegar a casa ¡oh sorpresa! No estaba lo suficientemente madura o bien, se había pasado bastante de madurez.

También puede suceder que debido al desconocimiento de algunas variantes, compremos un aguacate que no sea apto para la receta que tenemos en mente… así que para evitar desastres, tenemos que saber identificar ciertos rasgos que nos ayudarán a saber que está en buenas condiciones, y que es la variante de fruta que estábamos buscando.

color del aguacate

¿Qué debes identificar en un aguacate para conocer su estado?

Hay algunos tips que van a ayudarte a entender el porqué de sus distintas tonalidades, el tacto y sus variantes, que te ayudarán a ser un experto eligiéndolos al momento de comprar.

El color del Aguacate

A simple vista, podemos identificar cuando el aguacate está listo para comerse inmediatamente, o cuando aún no está lo suficientemente maduro. El color verde indica que aún le falta madurez, y no puede consumirse inmediatamente.

Cuando la tonalidad está entre el verde y morado quiere decir que aún no está maduro, pero en próximos días lo estará. Le falta menos para estar listo.

Si el color es morado oscuro se traduce en que está casi listo, y podemos corroborar sintiendo si está duro aún o se ha ablandado. Generalmente, cuando se encuentra de este color, pero está duro,  estará listo en dos o tres días para usarse sin ningún problema. Si está blando ¡puede usarse ya!

El color negro en la palta significa que la fruta ya pasó de su proceso máximo de maduración y probablemente esté pudriéndose ahora. Esta fruta ya no es apta para su consumo ¡ten mucho cuidado!

El tallo de la planta de aguacate

Puedes recurrir a esta técnica para identificar si el aguacate está listo, especialmente cuando hay dudas respecto a sus tonalidades: con un cuchillo, puedes cortar el botón de al lado del tallo, y ahora podrás ver dos tonalidades, si es verde, está perfectamente listo para consumirse inmediatamente, pero si es de color café, quiere decir que la fruta ya está pasada y es mejor no comerla.

Apariencia exterior del aguacate

Aparte del color, a simple vista podemos ver algunas otras señales que nos indicarán si la fruta está lista para consumirse o no. Tiene que tener un buen aspecto, regular en todos sus lados.

En caso de que la palta en cuestión presente cortes, marcas o hundimientos, es un claro aviso de que es una fruta pasada. En este caso, abstente de comprarlo, busca los que tengan un aspecto más regular y estético.

El tacto

Esta es la técnica de antaño. Puedes corroborar que el aguacate está en buenas condiciones con tan solo tocarlo. Debes presionarlo suavemente con tus dedos, evitando ser brusco para no maltratarlo. Puede ser que esté muy aguado y tus dedos se hundan en su piel: esto es un claro indicativo de que está pasado.

En cambio, si sientes que está demasiado duro quiere decir que está bastante inmaduro, y le falta tiempo para poder ser consumido. Pero cuando tocas la fruta y sientes que tus dedos ceden un poco, sin estar demasiado blando… ¡Es perfecto!

El tipo de aguacate

Puedes notar que las distintas variantes del aguacate pueden ocasionar algunas confusiones. Por ejemplo el aguacate criollo tiene una semilla muy grande y la piel está muy adherida a la pulpa, haciendo un poco más difícil retirarla. En cambio, el aguacate Hass es más suave y es el que más se compra por su manejabilidad y sabor.

El aguacate Gwen tiene la piel verde y rugosa, lo cual puede confundirnos y pensar que está inmaduro… ¡pero está perfecto para consumirse! Ellos se pueden obtener de otoño a invierno, únicamente, en cambio los Hass se cosechan durante todo el año.

Lo ideal ante estas interrogantes es buscar el tipo de palta de temporada. Identificarlo, saber sus características y así tendremos menos dudas, además de que estaremos apoyando a la economía.

Ir arriba